Información de contexto

El Salvador es uno de los países más desiguales de América Latina, el 20% de la población más rica concentró el 48,4% de la riqueza, mientras que el 20% más pobre tan solo recibió el 4,9%.

Situación de El Salvador

El contexto salvadoreño

La República de El Salvador está situada en el istmo centroamericano. Tiene una extensión territorial de 21.040,79 km2 que hacen frontera con Guatemala (al norte), con Honduras (al este) y su costa está bañada por el Océano Pacífico.

La forma de gobierno es presidencialista y para ejercer el poder legislativo cuenta con una sola cámara de personas representantes, denominada Asamblea Legislativa; a los que se agrega el Órgano judicial. Administrativamente se divide en 14 departamentos, en los que se integran los 262 municipios que componen el país.

Según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) del año 2017, El Salvador cuenta con una población de 6.581.860 personas (53% mujeres), con una densidad poblacional de 313 habitantes por km2 (la segunda mayor de América Latina después de Haití). De la población del país el 60,2% se ubica en entornos urbanos y el 39,8 % en la zona rural (EHPM), consolidando el proceso de urbanización poblacional.

Una característica fundamental es que la población es mayoritariamente joven, puesto que el 53,6% de la población es menor de 30 años, mientras que el 12,6% tiene una edad de 60 años o más.

A nivel de desarrollo humano, el PNUD establece que para el 2014 el Índice de Desarrollo Humano es de 0,666, ocupando el puesto 116 de los 186 países analizados, por tanto, ubicándose como un país de desarrollo humano medio bajo, por debajo de la media de América Latina (0,740). Si nos referimos al Índice de Desarrollo ajustado por Género (IDG), que introduce la variable de desigualdades entre hombres y mujeres es de 0,427 que ubicaría al país en el puesto 91 de 155.

A nivel nacional la escolaridad promedio por sexo es de 6,7 grados para los hombres y de 6,5 para las mujeres. En el área urbana, la escolaridad promedio de los hombres es de 7,9 y de las mujeres es de 7,5, en la zona rural la de los hombres es de 4,9 grados y de las mujeres es de 4,6 grados. Esto denota que las mujeres tienen menor acceso a educación que los hombres, lo que limita sus oportunidades de acceso a trabajo digno.

Pobreza y desigualdad

Según un estudio de OXFAM del año 2015, se indica que El Salvador es uno de los países más desiguales de América Latina, el 20% de la población más rica concentró el 48,4% de la riqueza, mientras que el 20% más pobre tan solo recibió el 4,9%.  Dicha inequidad va más allá de la distribución de ingresos, que va desde la expresión territorial de la desigualdad, el acceso a bienes y servicios mediante los ingresos y la discriminación basada en el género. Sin embargo, según la EHPM 2017 la distribución del ingreso medida por el coeficiente de GINI en los últimos cinco años mostró una reducción sostenida, pasando de 0,40 en el 2013 a 0,34 en el 2017.

El número de población salvadoreña emigrante es muy alto, aunque no se disponen de datos oficiales porque muchas personas migran de manera no regulada. Se calcula unas 2.800.000 personas viven fuera del territorio, de los que dos millones y medio lo hacen a Estados Unidos. Las remesas que envían desde sus países de residencia suponen un 15% del PIB del país.

Según los resultados de la medición nacional de pobreza multidimensional, en El Salvador el 33,4 % de los hogares se encuentra en situación de pobreza multidimensional (EHPM 2017); es decir, estos hogares presentan 7 o más privaciones entre un total de 20 indicadores distribuidos en las siguientes 5 dimensiones: educación, condiciones de la vivienda, trabajo y seguridad social, salud, servicios básicos y seguridad alimentaria, así como calidad del hábitat.

En el indicador de inseguridad alimentaria, que se refiere al porcentaje de hogares que han experimentado privaciones importantes en la disponibilidad de alimentos, a nivel nacional, el 37% de hogares son afectados por esta situación (urbano 34,1 y rural 41,1). La pobreza monetaria para el año 2016 fue de 38,2% (DIGESTYC) y significa que las personas no tienen acceso a la canasta básica alimentaria; para ese mismo año la pobreza multidimensional alcanzó al 39,4% de hogares.

Los principales problemas que la población expresa que les afecta son la delincuencia y la deficiente economía, por la baja capacidad adquisitiva. En el área política existe una división entre partidos que frecuentemente hace difícil lograr consensos para realizar acciones y políticas, tanto en lo nacional como en lo local.

Esta web almacena cookies en tu ordenador con el fin de ofrecerte un mejor servicio. Para obtener más información sobre las cookies o cómo cambiar tu configuración, puedes visitar nuestro Uso de cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies. Aceptar